Surgimiento y conceptos relacionados a las leyendas cortas


La palabra leyenda hace referencia a un relato que “debe leerse por obligación”. Aunque sabemos esta peculiaridad no siempre se cumple, ya que a veces estas crónicas llegan a los otros no de manera oral sino escrita.

Las leyendas cortas son narraciones que combinan elementos reales y ficticios. Por cierto, una cuestión que es totalmente distinta en estos escritos a lo que ocurre en los mitos es que aquí no se vincula a los personajes protagonistas con ninguna deidad.

Lo que intentamos decir es que por ejemplo en las leyendas de terror, puede haber seres con poderes sobrenaturales (telepatía, súper fuerza etc.) pero jamás su pasado se encontrará conectado con el de una deidad.

Por otra parte, las historias de miedo que se han convertido en leyenda al pasar de los siglos, tienden a cambiar con el tiempo. Esto no obedece a una modificación en los usos y costumbres de un pueblo determinado, sino a que la historia original provino de alguien que se la comunicó a otra persona a través de la palabra.

El contenido de buenos valores o un comportamiento moral recto es algo que aparece tanto en las leyendas cortas como en aquellas de gran extensión. Del mismo modo, los sitios que se mencionan a lo largo de los párrafos que componen a la leyenda, existen en la realidad o al menos hay un documento histórico que prueba que dicho lugar apareció al menos en una cartografía.

Sin embargo, eso no quiere decir que los acontecimientos que se desarrollan dentro de la crónica, hayan ocurrido tal y cual como se relatan, pues de lo que se trata también es de añadirle un tono fantástico.

Para cerrar esta entrada, me gustaría comentar que en la actualidad el término “leyenda” se encuentra un poco alejado del concepto que abordamos en el primer párrafo, ya que ahora se le da ese título a personajes públicos cuyas hazañas personales, los han hecho ganar cierta popularidad.

Basado en las leyendas cortas de Leyendadeterror.com